top of page

5 Tips para cambiar el Look de las paredes

¿Tenés muchas ganas de cambiar el look tus paredes sin realizar grandes obras y haciendo una mínima inversión? La pintura es tu mejor aliado. Con estos Tips vas a tener la sensación de que estás de estreno en tu casa, además podés hacerlo vos mismo.


1. El que nunca falla, el que es bienvenido por sus muchos atributos: el BLANCO...

Si pintamos de color blanco, siempre será un acierto. Está siempre de moda, genera ambientes con claridad, más iluminados. Cede el protagonismo a los muebles que tenemos en ese espacio (por eso deben aportar la pizca de color). Además se recomienda siempre dan una mano de blanco al comenzar, ya que realza luego los colores que definamos.


2. AGRANDAR ESPACIOS - ENSANCHAR LAS PAREDES, trucos infaltables...

Cuando decidís pintar la pared que quede al fondo del espacio de un color más oscuro que las que tiene a sus laterales; se logra una separación de las paredes y eso lleva a que se perciba un espacio ensanchado. Es importante consultar muy bien la paleta elegida y probarla sobre el muro antes de definir.


3. Y con el TECHO, qué podemos hacer? Cómo lo realzamos?


Algo muy importante para el techo, es pintarlo siempre de un color más claro que el que tengan las paredes. Muchos prefieren el blanco. Tené en cuenta que si se elige además un acabado que sea brillante, se va a reflejar aún más la luz y el espacio quedará aún más iluminado. También están de moda los techos industriales, para quienes prefieren lo rústico.


4. Y sobre los colores, qué podemos decir? Qué propiedades tienen?

Antes de analizar las paletas de colores es fundamental preguntarte cuánta luz tenés en tu espacio considerando las aberturas. Dependiendo de la respuesta, siempre es aconsejable descartar los colores más intensos, y focalizar en los colores claros.

Si vivís en un piso bajo, o con orientación al norte, la mejor opción son los tonos claros. Tené en cuenta que los azules y verdes son tonos relajantes, el blanco genera luz y serenidad. Los tonos en naranja o rojo abren el apetito.


Te recomendamos siempre antes de definir esto, hacer una prueba de color con muestras en las paredes que querés retocar, y podrás verlas durante distintos momentos del día. También es importante tener en cuenta que cuando está toda la pared pintada, el color se percibe más oscuro.

Si elegís terminación mate, utilizála para zonas donde no necesites que se refleje mucha luz y satinadas para paredes de zonas con mucho transito, ya que es más fácil de limpiar.


5. Elegir la mejor pintura, ayuda...


El tipo de pintura que más se utiliza es la pintura plástica lavable. Tiene una gran variedad de colores disponible y se puede aplicar en terminación mate, satinada y brillante. Sin embargo, si lo que se busca es resistencia; la pintura sintética es la más fuerte. Esta se recomienda para lugares donde se requiere mayor desgaste como cocinas o baños.


Si bien seca con más tiempo que la pintura plástica, tiene una mayor durabilidad y tolera mejor los ambientes de alto tránsito.

Existen también pinturas muy eficientes como es el caso de las Monocapa, que pintando con una sola capa se cubre al 100% las paredes, pero debemos utilizarla solo en paredes que tengan una terminación perfecta.


Si preferís acabados sustentables, podés utilizar materiales naturales y están pensadas para permitir que las paredes respiren, evitando grietas.

También se puede colorear con pinturas anti-fungicidas, que no permiten la aparición de moho o bacterias que arruinan los acabados de las paredes. Sobre todo se puede utilizar en zonas de alta humedad.



Por último, tené en cuenta que para cada pintura y superficie existe un rodillo o pincel ideal. Si vas a pintar con pinturas plásticas al agua o acrílicas, lo mejor es usar un rodillo de lana sintética o natural. Si vas a colorear paredes sin imperfecciones y lisas es mejor utilizar rodillos de pelo corto. Por el contrario, para paredes que sean más bien porosas lo ideal es utilizar lanas largas.


Recordá también cubrir los muebles, el suelo, los zócalos y placares. Podés utilizar plásticos, combinados con cartón. Las molduras y zócalos, pueden cubrirse con cinta y los muebles con sábanas o toallas que no uses. También deberás cubrir los toma corriente e interruptores con cinta de pintor.

48 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page